Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

El desarrollo sustentable y la relación del ser humano con el ambiente fueron algunos de los temas que Alfredo Sfeir-Younis trató durante su conferencia  “Ética, Economía y Biodiversidad: Ecología Externa e Interna”, actividad organizada por el Instituto Zambuling para la Transformación Humana en apoyo con Fundación La Tortuga.

Sfeir-Younis, ex representante del Banco Mundial ante las Naciones Unidas en Ginebra, explicó su visión sobre el porqué el ser humano contamina, la primera causa la enfocó en el estrés al que constantemente está sometida la humanidad. “El estrés sólo nos lleva a tomar decisiones erradas y a adquirir vicios”. Afirma que la segunda causa es la  toxicidad en el organismo “que hace que perdamos la capacidad  de comunicarnos con la naturaleza. Estamos totalmente anestesiados y no tenemos la sensibilidad para detectar la destrucción natural. Al alterarse el equilibrio interno del organismo, se disminuye la sensibilidad y se le da pie a la falta de conciencia”.

Muchos de sus planteamientos, se basan en sus experiencias como activista y defensor del ambiente y de los Derechos Humanos, y en vivencias en países en conflictos bélicos. Entre sus recomendaciones estuvo la búsqueda de la espiritualidad, internalizando que el núcleo del ambiente es el interior de cada uno. “Al final esto se trasforma en un todo. En donde la totalidad es mayor que la suma de las partes”.

De acuerdo con los análisis del presidente y fundador del Instituto Zambuling para la Transformación Humana, el deseo por el dinero lleva al exterminio de la naturaleza, por lo que el desarrollo sustentable es una de las claves para que exista tanto la satisfacción de las necesidades humanas como la flora y la fauna en armonía.

El Maestro, también conocido como Cho Tab Khen Zambuling, invitó a no discutir sobre el desarrollo sustentable sino a emprender proyectos que lo lleven a cabo: “El hacer es lo más importante”, y dejó entender las posibilidades de rescate de los entornos naturales y de la sociedad en la que se vive actualmente. Para concluir, el Embajador de la Paz explicó la razón de su presencia en Venezuela, y destacó la importancia de  universalizar los valores humanísticos y espirituales para evitar un destino colectivo dudoso.

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram