Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

 

Ya hemos llegado, finalizando mayo, al tercer envío que realizamos con mucho esfuerzo a la Organización Tapas por Vidas. En esta oportunidad el envío se realizó en dos etapas: la primera, de 10 cajas medianas que fueron entregadas directamente por nosotros en Valencia al recolector y comprador de plástico que apoya a esta organización; y la segunda, donde contamos con el siempre amable apoyo de la gran colaboradora Laly González, quien se llevó 13 cajas grandes y 2 medianas.

Esta iniciativa a movido a todo el país en la recolección de tapas plásticas que al ser vendidas, se transforman en ayuda económica para los niños con cáncer en Valencia. Gracias al apoyo constante de muchos voluntarios anónimos, que día tras día se acercan a nuestra sede a llevar su contribución hemos logrado enviar un aproximado de 1000 kilos en tapas plásticas.

Hablando de tapas

Los productos que más consumen tapas son las bebidas, que utilizan alrededor del 70 %, de estos la leche y sus derivados que emplean cerca del 8%; les siguen los detergentes, el aceite comestible, los productos de cuidado personal y los farmacéuticos.

Las tapas han pasado por diferentes tipos de materiales. En un principio predominaban las metálicas o las de vidrio, pero en la actualidad las preferencias se inclinan por utilizar materiales a bases de plástico, incluso empaques que tradicionalmente utilizaban el metal como lo era el caso de los envases en vidrio se han ido cambiando a las tapas de plástico, esto en gran medida a los avances tecnológicos que han permitido que este material ofrezca el mismo servicio pero a menores precios.

Entre las cualidades que presenta el plástico como material está el brindar mayor versatilidad a las tapas y en el ayudar a que los envases sean más atractivos y a que sus funciones o características se resalten. Los tapados de plásticos tienen diversas maneras de clasificarse, por ejemplo el polipropileno (PP) se utiliza en más del 80 % de la producción global, y se orienta en su mayoría al envasado de bebidas y a las tapas con rosca. El polietileno por su parte se utiliza en alrededor del 15%, y su nicho se especializa en las botellas de bebidas sin gas, en yogur, kumis y otros derivados de la leche, así como en alimentos y medicinas.

Para su trasformación, de materia prima a tapa finalizada, se utilizan en su mayoría dos tipos de métodos: la inyección y la compresión. La primera es habitualmente implementada en bajos volúmenes de producción, la segunda se emplea cuando el número de tapas a producir supera las 500 unidades por minuto. Por otra parte, las tapas se dividen, según su uso, en: estandarizadas y personalizadas. Las bebidas normalmente utilizan tapas estandarizadas que respondan a requerimientos como rapidez de fabricación, facilidad de apertura, buen rendimiento en la línea de llenado; mientras que las tapas personalizadas son usadas en aplicaciones más exigentes y de menor volumen como productos de cuidado personal, insumos industriales y cosméticos.

Fuentes consultadas: http://www.revistadelogistica.com

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram