Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

Luego de la entrada de la primavera, el paisaje venezolano se colorea de un nuevo matiz que asemeja el brillo y las tonalidades del sol. De la copa de un árbol, salen flores que visten de amarillo las ramas de esta especie que se pasea radiante por gran parte de la geografía. Se trata del Tabebuia Chrysanta, mejor conocido como el Araguaney, al que se le rinde tributo el 29 de mayo de cada de año, día en la que fue declarado árbol nacional de Venezuela, y tomando como inspiración esta fecha fue declarado el Día del Árbol el último domingo del mes de mayo, por resolución del Ministerio de Educación.  

Para celebrar el día del árbol, es necesario hacer una reflexión que permita entender la importancia de la existencia de estas especies. Aunque muchos llegan a ver a los árboles con los ojos de consumo y utilidad, estos seres de la naturaleza representan un eslabón clave en el ciclo ecológico, ya que se encargan de absorber el dióxido de carbono y transformarlo en sustancia nutritiva para la misma planta y para el resto de los seres vivos. Además de dar belleza a los paisajes, sombra y albergue a muchos animales, liberan oxígeno y purifican el aire.

En los últimos años la deforestación ha aumentado, lo que genera problemas graves al ambiente.  Los bosques que albergan gran parte de la diversidad biológica conocida en la Tierra han ido desapareciendo gracias a las actividades del hombre, que llevan un ritmo tan acelerado que no permite que la naturaleza se recupere por sí sola. Se estima que cerca del 45% de los bosques originales ha muerto como resultado de las talas, de esta forma se le abre camino a la contaminación ambiental y a la extinción de especies.

El aporte de FLT

En el marco de dicha celebración del Día del Árbol y de la Diversidad Biológica, Fundación La Tortuga (FLT) regaló a los colegios Domingo Guzmán Lander de Puerto La Cruz, y Julio Garmendia y Dr. José Antonio Ramos Sucre de Lechería,  plantas de las especies Azahar de la India y Crotos (del tipo hibrido y del tipo totuma) para fomentar el cuidado de los árboles y de la naturaleza en general.

Entre las recomendaciones que se deben seguir para plantar un árbol es estudiar la zona previamente antes de adquirir la planta, ya que se debe tener en cuenta las condiciones climáticas del área y el espacio con el que contará el árbol para desarrollarse. Luego, se debe abrir un hoyo lo suficientemente ancho y profundo, y que supere el envase en el que está la planta.  Posteriormente, se debe retirar la planta del envase procurando no maltratar las raíces, se introduce la planta en el hoyo, y se le agrega tierra y abono. Debe ser regada frecuentemente pero sin llegar a ahogarla, y se le deben realizar chequeos periódicamente para controlar su crecimiento.

Fundación La Tortuga invita a las comunidades a sembrar árboles y a proteger los ya existentes para procurar tener así un ambiente limpio y sano, así como un hermoso paisaje en el que abunde la biodiversidad.

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram