Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

Fundación La Tortuga (FLT) viene realizando desde hace varios años un esfuerzo, que incluye, entre otras actividades, el levantamiento de información científica y conservación integral de esta hermosa y en muchos aspectos desconocida isla venezolana, la segunda más grande después de Margarita.

En fechas recientes se iniciaron los trabajos de evaluación de la situación actual de las poblaciones de tortugas marinas, especies en peligro de extinción y ampliamente protegidas por las leyes de nuestro país. A pesar de esto, a lo largo de nuestras costas e islas son fuertemente impactadas por actividades furtivas de caza y pesca con fines de consumo y comercio de su carne, huevos, penes, aceite, etc. y sus placas corneas como es el caso del carey.

El uso de estos productos está basado en falsas tradiciones como la creencia de que son afrodisiacos o más alimenticios que otros y la manufactura de joyería y espuelas para gallos de pelea. Toda esta actividad depredadora e ilegal es la causa principal que ha llevado y mantienen a estas especies, que han sobrevivido por más de 100 millones de años, al borde de la extinción en tan solo dos o tres siglos.

La Isla La Tortuga lamentablemente no se escapa de esta actividad, información colectada por personal de la FLT y Grupo de Trabajo en Tortugas Marinas del Estado Nueva Esparta (GTTM-NE) en dos expediciones, una en mayo y la segunda la semana pasada indica que hay actividad ilegal de captura de dos especies a saber: la tortuga verde y la tortuga carey, ambas clasificadas en peligro de extinción en nuestro país y en peligro y en peligro critico de extinción, respectivamente, a nivel mundial.

Fueron observados un total de 18 restos de tortugas sacrificadas con menos de un año de antigüedad, este número representa entre el 1% y el 10% del total de lo que se captura en realidad ya que los pescadores conocen las leyes y procuran deshacerse y esconder toda evidencia, de hecho el 88,9% de estos se encontraban escondidos entre la vegetación. La mas afectada es la tortuga verde con el 77,78% del total de los restos observados,, todos juveniles y subadultos lo que indica que han sido pescados en sus áreas de alimentación, a diferencia de los careyes, que la mayoría, el 75%, fueron animales en tallas reproductiva (adultos) que pudieron ser capturados tanto en el mar como en las playas durante el proceso de anidación.

Esperamos que esta información sirva como un alerta a las autoridades para tomar las acciones necesarias y corregir esta situación. Si desea ayudar en la conservación de estas especies amenazadas y los espacios insulares de nuestro país evite comprar o consumir productos y sub productos de tortugas marinas y otras especies amenazadas y póngase en contacto con nosotros por el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram