Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

No apoyamos las intervenciones que destruyen de forma irreversible espacios naturales únicos y representativos de la Nación Venezolana. Así lo señaló Alberto Boscari, presidente de la FLT, quien nuevamente aclaró que la ONG no se opone al desarrollo turístico de la isla "siempre y cuando sea sustentable y se adecue a la normativa vigente". Nuestra intención es evitar los repetidos casos de iniciativas sin el respaldo de estudios que analicen la globalidad del problema, señaló Boscari. "El manejo de visitantes debe ser rigurosamente planificado antes de formular cualquier proyecto de desarrollo, por lo que estimamos que se debe crear una figura de protección integral, de manera de tratar de interferir, lo menos posible, los delicados ambientes naturales allí presentes y, a la vez, lograr que los visitantes tengan una experiencia de calidad y puedan satisfacer sus expectativas. Para eso es importante establecer la capacidad de carga de las visitas que los sitios destinados al uso público puedan soportar", agregó.

La isla La Tortuga tiene un valor científico de tal magnitud, que debería obligar al Gobierno Nacional a establecer una figura jurídica destinada a la preservación de los bienes ambientales que la caracterizan y la fragilidad de sus ecosistemas y paisajes implica que no puede ser tocada ni intervenida, porque la vocación debe ser la de proteger los recursos, además de la vida, tanto animal como vegetal, que allí tiene lugar.

La intervención ocasionada por la maquinaria que adelantaba trabajos, específicamente en la zona centro-sur de la isla, en el sector Cerro Gato, una de las formaciones geológicas más distintivas de La Tortuga, "puede llegar a arruinar todo el valor científico que tiene la isla para Venezuela y el mundo, amén de restarle todo el atractivo turístico que tiene", explicó el licenciado Alfredo Morales de la Dirección de Relaciones Inter-institucionales de la fundación. Derivado de las actuaciones que fueron realizadas a inicios del año 2007 sobre el sector más rico y vulnerable de la isla, se hace prioritario iniciar, a la brevedad, un plan de Restauración Ambiental en las áreas afectadas, donde se proceda a implementar las medidas mitigantes y correctivas que permitan minimizar los impactos ambientales que se están generando, producto de la intervención realizada.

La Evaluación de Impacto Ambiental debe considerar que las construcciones y movimientos de tierra que se adelantaron en una primera fase del Desarrollo Turístico propuesto por el Ministerio del Poder Popular para el Turismo "han generado impactos por el paso de máquinas que han destruido el coral, convirtiéndolo en polvo, que luego es levantado por el viento afectando a la vegetación. Esta acción contribuye a la desertización de la isla y al comenzar las lluvias, ese polvo va a ser arrastrado hacia el sur, afectando la cristalinidad de las aguas y por ende, la vida marina presente. Además, hay mucha evidencia arqueológica en la isla, que posiblemente haya sido arrasada por las máquinas", señaló Andrés Osorio, Oceanógrafo y asesor científico de la FLT.

La Fundación La Tortuga, respalda las declaraciones emitidas por el Diputado Earle Herrera, Presidente de la Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Ordenación del Territorio de la Asamblea Nacional, quién hace pocos días declaró que los planes turísticos para las Dependencias Federales, especialmente en la Isla La Tortuga, serán objeto de seguimiento y control por parte de la Asamblea Nacional.

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram