Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

Se estima que hace unos 310 millones de años, de los anfibios que habitaban la tierra en ese entonces descendieron los reptiles modernos, hoy día clasificados en cuatro grupos: cocodrilos, lagartos y serpientes, tortugas y tuátaras. Su aparición significó la conquista de tierra firme por parte de los vertebrados, que se independizaron por entero del medio acuático mediante la adquisición de la respiración pulmonar y de nuevas modalidades reproductivas.

En Venezuela, se encuentran 254 especies de reptiles de las que el camaleón, el tuqueque sabanero, la iguana y el mato, constituyen los lagartos más conocidos. Como parte del Proyecto Caracterización Biológica y Oceanográfica que Fundación La Tortuga ejecuta en la dependendia federal isla La Tortuga, con el apoyo del investigador James García, se realizó recientemente un recorrido preliminar para corroborar los antecedentes en la descripción de las especies más comunes de lagartos de la isla, observándose teidos y policrótidos.

Los ejemplares fueron identificados en los sectores Laguna de Carenero,  Punta Delgada, Punta de Rancho, Cayo Herradura y Tortuguillo Este. Durante el trabajo se midió su temperatura corporal, la longitud hocico-cloaca y se tomó el peso. Asimismo, se tomaron datos del entorno para sustentar la información como la hora de los avistamientos, temperatura ambiental y del sustrato.

Los lagartos se alimentan generalmente de insectos y roedores, unas pocos tipos son omnívoros. En territorios hostiles como la isla La Tortuga, estas especies se alimentan también de plantas cactáceas y suculentas que los abastecen de frutos durante todo el año, a pesar de la extrema sequía de la región.

Hay lagartos que son incapaces de alcanzar grandes tamaños en islas pequeñas, ya sea porque tienen requerimientos de hábitat muy especiales o porque necesitan grandes territorios de alimentación. Sin embargo, las especies colonizadoras presentan una considerable flexibilidad ecológica al cambiar aspectos de su vida como el ecosistema o la dieta, en función de los competidores que encuentran en un mismo lugar.

Los resultados de las investigaciones emprendidas por el hombre a lo largo de la historia, han determinado que con el transcurso del tiempo, los mamíferos y las aves surgieron de los reptiles, diversificando a escalas insospechadas la biodiversidad del planeta y ampliando la cadena alimenticia. Por tanto, la herpetología, ciencia que estudia el comportamiento, distribución, ecología, fisilogía, anatomía y paleontología de anfibios y reptiles, constituye una rama fundamental de la zoología que más allá de ayudar a conocer y comprender la evolución de las especies a las que se dedica, ha aportado datos invaluables a la comprensión de la evolución del hombre mismo.

Prensa Fundación La Tortuga - Alejandra Villegas

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram