Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

En esta segunda entrega encontramos las exposiciones del M.Sc. José Véliz, especialista en Botánica Aplicada y responsable del estudio sobre vegetación y florística de la isla y, la del Biólogo especialista en Herpetología Pedro Vernet, quien tuvo a su cargo el desarrollo del proyecto de estudio con Tortugas Marinas, presentadas en el Simposio “Isla La Tortuga, Biodiversidad en Riesgo” durante el IX Congreso Venezolano de Ecología 2011.

Véliz explicó que la metodología utilizada para la caracterización de la florística fue partiendo de las incursiones a la isla y en donde se identificaron cinco formaciones vegetales: herbazal psamófilo, herbazal halófilo, manglar, arbustal xerófilo y pastizal xerófilo. Se cuantificaron 37 familias de angiospermas  que incluyen 67 especies.

En el estudio florístico estructural se demostró la dominancia de diferentes  componentes tanto herbáceos como arbustivos, el patrón de distribución de las especies estuvo relacionado con el relieve y el sustrato a lo largo del área en estudio. Se demostró que entre las comunidades vegetales estudiadas existe relación entre la posicion fisiográfica y su estructura y composicion florística, donde pareciera que el tipo de sustrato es el factor que más influencia tiene en la distribución de la vegetación. La especie más importante a lo largo del gradiente estudiado fue Melocactus curvispinus.

La extensión más grande de manglares se ubica en el sur,  dominada por el mangle rojo (Rhizophora mangle) y el mangle negro (Avicennnia germinans).

Sobre las angiospermas, podemos decir que “este grupo se caracteriza por poseer una enorme diversidad de hábitos, y haber ocupado prácticamente todos los nichos ecológicos posibles. Hay plantas arbustivas y herbáceas, las hay terrestres y acuáticas, se encuentran tanto en los desiertos como en los pantanos, en el nivel del mar como en lo alto de las montañas. Su diversidad de especies es mucho más alta en zonas tropicales y húmedas (alrededor del 60% de las especies son de zonas tropicales y un 75% tiene un crecimiento óptimo en climas tropicales), donde dominan completamente el paisaje, y va disminuyendo su número hacia las latitudes altas, llegando a poseer una representación empobrecida en las floras más frías como la de la tundra (que todavía hoy está dominada por las coníferas). Los miembros de esta división son la fuente de la mayor parte de los alimentos consumidos por el hombre, así como de muchas materias primas y productos naturales. El grueso de la alimentación mundial procede de sólo quince especies.”

Por su lado el especialista en Tortugas Marinas Pedro Vernet, explicó que la Isla La Tortuga y sus cayos cuentan con hábitat reproductivos y de desarrollo para cuatro especies amenazadas de tortugas marinas: Chelonia mydas (“tortuga verde”), Eretmochelys imbricata (“carey”), Dermochelys coriacea (“cardón”) y Caretta caretta (“caguamo”). Se determinó que las 4 especies presentes utilizan 23.865 km (93,55%) de playas de 25.511 km disponibles de la isla para reproducirse, concentrando el 66,74% de los 168 nidos anuales, seguido por los cayos 17,46%.

La anidación ocurre durante todo el año. La distribución más amplia y el mayor número de registros, basados en 167 nidos/año (n/a), son: cardón con 52,25%, carey 38,74%, caguamo 6,31% y tortuga verde 2,70%. Existen poblaciones residentes de carey y tortuga verde en todas las zonas marinas de este complejo insular durante todo el año; ambas especies presentan estructura de edades completa.

La isla La Tortuga reviste gran importancia para estos reptiles amenazados en Venezuela, pero no cuenta con una figura legal de protección que evite el saqueo de nidos o el sacrificio (50 a 70 tortugas al año), con fines de consumo o comercio, principalmente juveniles.

Este Simposio sirvió como una oportunidad más de Fundación La Tortuga para dar a conocer los resultados de más de cuatro años de investigación científica en Isla La Tortuga, mientras pudo desarrollar su proyecto “Caracterización Biológica y Oceanográfica de Isla La Tortuga”.

Los resultados que se obtuvieron principalmente en Vegetación, Avifauna y Tortugas Marinas significaron un avance para que la Fundación iniciara un camino aún no culminado en la búsqueda de una figura de protección integral para la Dependencia Federal, la cual, a pesar de sus espectaculares paisajes y la biodiversidad migratoria y endémica que sustenta, sufre de un impacto ambiental negativo cada vez mayor generado por la actividad humana. A eso hay que sumarle la atracción que han sentido muchos gobernantes para construir complejos turísticos de grandes dimensiones.

El Simposio “Isla La Tortuga, Biodiversidad en Riesgo”, fue patrocinado por Comercializadora Limpiatodo C.A. y Gran Cacique Express.

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram