Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

Cada 22 de mayo, por disposición de las Naciones Unidas, se celebra el Día de la Biodiversidad en el planeta para concienciar e informar a los Estados sobre la importancia de este tema. Este 2014 el tema elegido es “Diversidad Biológica de las Islas”...

Así lo expresa el sitio oficial de la organización:

“En las islas habitan casi 600 millones de personas, la décima parte de la población mundial. Muchos isleños cuentan con culturas únicas y gran parte de su bienestar económico, ambiental y cultural proviene directa o indirectamente de los ricos recursos naturales de su medio ambiente inmediato. Las islas albergan numerosos ecosistemas discretos, desde los bosques de montaña hasta humedales y muchos otros, que aportan alimento, agua dulce, madera, fibras, medicinas, combustible, herramientas y otras materias primas, además de valores estéticos, espirituales, educativos y recreativos, que son el sostén para los medios de subsistencia, las economías y las culturas de las islas. Los ecosistemas de las islas también contribuyen al mantenimiento de las funciones de los ecosistemas: constituyen una defensa frente a los desastres naturales, apoyo para el ciclo de nutrientes y formación de los suelos y las arenas, y contribuyen a la regulación del clima y las enfermedades.

Es verdad que podría decirse lo mismo de la diversidad biológica en otros lugares, sin embargo, los componentes de la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas que estos proporcionan son el punto más crucial de las islas. Sus economías, especialmente las de los pequeños Estados insulares en desarrollo, están entre las más vulnerables de los países en desarrollo, considerando la relativa falta de alternativas económicas disponibles para factores como:

-poblaciones y economías pequeñas;
-capacidad institucional débil tanto en el sector público como en el privado;
-alejamiento de los mercados internacionales;
-susceptibilidad a los desastres naturales y al cambio climático (incluido en especial el  aumento del nivel de los mares a causa del cambio climático);
-fragilidad de los ecosistemas terrestres y marinos;
-alto costo de los transportes;
-diversificación limitada de la producción y la exportación;
-dependencia de los mercados internacionales, concentración de las exportaciones y volatilidad de los ingresos;
-vulnerabilidad frente a las conmociones económicas exógenas.

Estos desafíos y vulnerabilidades dieron lugar a que el Programa 21 (capítulo 17, sección G; 1992), al que siguió el Programa de acción de Barbados (1994) y el Plan de aplicación de la Cumbre de la Tierra sobre Desarrollo Sostenible (2002), considerara que los pequeños Estados insulares y las islas en las que viven pequeñas comunidades son "un caso especial tanto para el medio ambiente como para el desarrollo".

Por ejemplo, la diversidad biológica es un componente crucial de la seguridad alimentaria en muchas islas pequeñas, aisladas y, especialmente, en los pequeños Estados insulares en desarrollo. Las islas pequeñas tienen una alta proporción de regiones marinas y costeras, que son una fuente importante de ingresos. Los ecosistemas de la plataforma continental y costera de muchos pequeños Estados insulares en desarrollo tienen una relevancia económica fundamental para los asentamientos, la agricultura de subsistencia y comercial, la pesca y el turismo. Los ecosistemas costeros también cumplen con muchos roles ecológicos, que van desde la protección de la costa, a zonas de amortiguación de actividades terrestres y contaminación, hasta terrenos para la alimentación, reproducción y cría de muchas especies marinas. Los arrecifes de coral generan aproximadamente 375 mil millones de dólares en bienes y servicios en el mundo. Esto comprende brindar apoyo a la pesca marina, que es la principal fuente proteica para muchas poblaciones isleñas, especialmente en los pequeños Estados insulares en desarrollo.

Sin embargo, la diversidad biológica no es solo de vital importancia para los moradores de las islas. Las islas son repositorios de información genética, cuya diversidad biológica presente sigue en pie, como un registro de millones de años de evolución. La diversidad biológica tiene un valor inherente para el género humano de todo el mundo.

¿Qué es la Biodiversidad?

La diversidad biológica, o biodiversidad, es el término que hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que conforma. La diversidad biológica que observamos hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, moldeada por procesos naturales y, cada vez más, por la influencia del ser humano. Esta diversidad forma la red vital de la cual somos parte integrante y de la cual tanto dependemos.

Con frecuencia, se entiende por diversidad la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes. Hasta la fecha, se han identificado unos 1,75 millones de especies, en su mayor parte criaturas pequeñas como insectos. Los científicos reconocen que en realidad hay cerca de 13 millones de especies, si bien las estimaciones varían entre 3 y 100 millones.

La diversidad biológica incluye también las diferencias genéticas dentro de cada especie y la variedad de ecosistemas como los dados en desiertos, bosques, humedales, montañas, lagos, ríos y paisajes agrícolas. El ser humano está incluido en el concepto por formar una comunidad que interactúa entre sí y su entorno, así como con el aire, el agua y el suelo que les rodea.

Es esta combinación de formas de vida y sus interacciones mutuas y con el resto del entorno que ha hecho de la Tierra un lugar habitable y único para los seres humanos. La diversidad biológica ofrece un gran número de bienes y servicios que sustentan nuestra vida.

Desde Fundación La Tortuga invitamos a todos quienes se preocupan por un verdadero desarrollo sostenible a acompañarnos en la campaña de protección para Isla La Tortuga, epicentro de los estudios de Caracterización Biológica más recientes que hemos venido realizados gracias a nuestro equipo de investigación científica. Actualmente la isla se encuentra amenazada por la construcción de un desarrollo turístico que pone en riesgo su alta fragilidad.

La campaña se puede seguir a través de las redes sociales:

-          Facebook: Fundación La Tortuga

-          Twitter: @fundatortuga

Fuentes consultadas: www.un.org (Página oficial de las Naciones Unidas)

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram