Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

Como parte de la celebración del primer centenario de este importante movimiento humano, Fundación La Tortuga recibió al grupo Scout Don Bosco 7 en su sede.

En esta oportunidad se les ofreció un Taller de Reúso a solicitud de los líderes del Clan y en donde también compartieron con la manda de ese grupo. Los acompañaron Padres y Representantes que con cámara en mano, captaron momentos hermosos de esa tarde.

Todos construyeron a partir de botellas plásticas divertidos peces, los cuales, recibieron pinceladas de colores llamativos que les dieron vida de manera inmediata. También armaron trompos con tapas de refrescos. Todos mostraron grandes habilidades al hacerlos bailar en las mesas y en sus manos. Las bolsas de papel de revista no faltaron y con un gran trabajo de equipo cada grupo fabricó la suya.

Todos compartieron una deliciosa merienda en la terraza de la sede y así la tarde transcurrió llena de risas, alboroto y mucha alegría. 

Movimiento Scout

El escultismo (del inglés scouting, que significa explorar) es un movimiento educativo para jóvenes que está presente en 165 países y territorios, con aproximadamente 30 millones de miembros en todo el mundo, agrupados en distintas organizaciones. Las directrices del escultismo fueron dadas por el libro Escultismo para muchachos (1908), del fundador del Movimiento Scout, el británico Robert Stephenson Smyth Lord Baden-Powell of Gilwell en aquel tiempo Coronel hasta 1909 que se le armó caballero y le dieron el título de Sir, pasando a ser Lord Baden-Powell, I barón de Gilwell.

El Movimiento Scout pone énfasis en las actividades lúdicas con objetivos educativos, en las actividades al aire libre y en el servicio comunitario, estos últimas con el objeto de formar el carácter y enseñar de forma práctica valores humanos (contrario a la formación académica teórica, por eso el énfasis en el ejemplo del dirigente). Toma como base de su sistema educativo el "lobatismo" en el caso de los niños (ambiente de familia feliz) y el sistema de patrullas (pequeñas "pandillas" de amigos). A su vez, dependiendo del grupo Scout y la Asociación correspondiente a cada país, existen unidades mayores de jóvenes (Pioneros, Caminantes, Rovers, etc), de niños muy pequeños (Castores, Ardillas) y de niños entre 7 y 11 años (Lobatos).

El movimiento comenzó siendo sólo masculino (Boy Scouts), pero ya hacia 1909 empezó a ganar importancia la participación femenina. Tiempo después surgieron las guías (Girl Guides) que quedaron bajo la supervisión de la hermana de Baden-Powell, Agnes Baden-Powell, y posteriormente de la esposa de BP, Olave Saint Claire Soames. Hoy día, los scouts son mayormente mixtos en casi todos los países.

Movimiento Scout en Venezuela

En 1912, Ramón Ocando Pérez viaja a Curazao en donde se encontró, en Punda, con una marcha de Boy Scouts, que hacía el compás de una banda. Al principio creyó que eran militares y su sorpresa fue cuando observó que eran muchachos uniformados, llamados Pathfinders y entre ellos estaba un amigo de apellido Marthein, quien era Guía de Patrulla. Aquello le llamó mucho la atención, a pesar de que solamente tenía 13 años.

Poco después de su llegada a Curazao, refirió a un amigo Colombiano aquello que había visto en esa isla, dándole su interlocutor las primeras noticias concretas sobre lo que son y hacen los Boy Scouts, al mismo tiempo que le regalaba un texto escultista en Inglés, el Handbook for Boys.

Gracias al Cónsul de Estados Unidos en Maracaibo, quien tradujo parte de este libro, quedó mejor enterado de su contenido. Era dicho Cónsul, profesor de Inglés en esta ciudad y, por su intermedio, obtuvieron otros libros escultistas importados de Estados Unidos.

Ramón Ocando Pérez se dio a la tarea de formar la primera Tropa Scout en Venezuela, la San Sebastián Nº 1, con cinco Patrullas denominadas: Alcaraván, Zorro, Lobo, Cunaguaro y Coquivacoa, con 42 Scouts; el 20 de Enero de 1913, día de San Sebastián, Patrono de Maracaibo, y adoptó el color verde como color de la pañoleta porque simboliza la esperanza y la naturaleza, a la que el Scout debe amar y proteger.

Fundación La Tortuga felicita a todos los miembros de esta noble organización en su celebración centenaria y desea que la misma renueve las energías y comprometa a las nuevas generaciones a trabajar por una eterna amistad y confraternidad. 

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram