Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

La isla La Tortuga, ubicada en el mar oriental venezolano, se ha convertido en el destino preferido de los que aman lo prístino y lo natural, y con razón, pues un hermoso paisaje, formado por un diáfano mar y una blanquecina arena, es sólo el abrebocas de todo el esplendor que puede regalar esta isla a sus visitantes.

Debido a las incesantes visitas que recibe, este archipiélago sufre un fuerte impacto que altera su equilibrio, por lo que Fundación La Tortuga, continuando su afanada labor de conservación y con el apoyo de algunos amantes de la Isla, realizó una pequeña jornada de saneamiento en la que se pudieron recolectar 33 bolsas de desechos. 

Once embarcaciones provenientes del estado Anzoátegui, vararon en el sector Punta Los Cumaneses, lugar en el que 41 personas desarrollaron la actividad de limpieza que se realizó en el marco del Día Mundial de los Océanos. Adultos y niños integraron el equipo que durante cuatro horas recogió desperdicios que atentan contra la biodiversidad de esta hermosa región insular.

Luego de haber culminado con la recolección, las bolsas fueron repartidas entre las embarcaciones participantes, para así trasladar hasta tierra firme los desechos. De acuerdo con lo observado por los voluntarios, 90% de la basura era de material plástico y el restante era de vidrio. 

Llamado de conciencia

Fundación La Tortuga hace un llamado a quienes semanalmente disfrutan de las bellezas de esta dependencia federal venezolana que ostenta alrededor de 155 kilómetros cuadrados en su extensión. Además de ser un paradisíaco lugar con gran potencial turístico, es el albergue de cientos de especies vegetales y animales, muchas de las cuales en la actualidad están a punto de desaparecer.

Es un rincón ideal para relajarse, divertirse y contemplar sus riquezas, pero también es un lugar que exige conciencia y respeto ambiental. Toneladas de basura crecen constantemente, impidiendo el desarrollo normal de la flora y la fauna.

Se estima que cada fin de semana (sin contar feriados) alrededor de 50 embarcaciones visitan isla La Tortuga, lo que genera estrés sobre los animales y en el fondo marino,  por lo que es importante seguir una serie de recomendaciones que ayudarán a preservar este paraíso azul:

  • La isla no cuenta con un sistema de aseo, por lo que la basura debe ser devuelta a tierra firme.
  • El anclado de las embarcaciones produce un efecto devastador y definitivo en los corales, que poco a poco han ido muriendo. No se debe anclar sobre arrecifes y praderas de pastos marinos.
  • Cuando se realicen actividades de nado y buceo, evitar tocar los arrecifes, ya que también son organismos vivos. 
  • Los derrames de combustibles y aceites producen un impacto irreversible en el mar. Se deben evitar las fugas, derrames o escapes de cualquier tipo de hidrocarburo.
  • No hacer fogatas, ya que la vegetación de la isla es frágil y es el refugio de animales, por lo que hay que procurar su buen estado.

Fundación La Tortuga invita a seguir estos consejos que se traducirán en un beneficio para todos. Generaciones futuras merecen contemplar las bellezas de esta isla descubierta en 1499 y que desde hace algunos años ha sido altamente impactada por sus visitantes.

Únete a Fundación La Tortuga y sé parte de la solución...

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram