Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

Este nuevo grupo de 4 películas serán proyectadas a partir del 13 de abril y durante un mes en los espacios de la Sede de Fundación La Tortuga y las mismas tienen como común denominador al famoso director ruso, Andréi Tarkovski...

A pesar de haber realizado únicamente siete largometrajes a lo largo de veinticinco años de carrera, hoy día Tarkovski es recordado por su extrema exigencia a la hora de preparar y dirigir sus proyectos, por sus teorías sobre el arte en general y el cine en particular (recogidas en su famoso volumen Esculpir en el tiempo), por su renuencia a acatar los dogmas culturales y las limitaciones ideológicas de su país (que finalmente le llevaron al exilio), y por su fortísima personalidad artística. Fue el primer cineasta soviético en recibir el León de Oro de Venecia, también por su primer filme, La infancia de Iván (1962):

SOLARIS: Departe sobre las relaciones entre los seres humanos cuando se materializan los deseos más íntimos a la vista de los demás, como así también la inabordable tarea de relacionarse con lo desconocido. Es un pausado y meditativo psicodrama que se desarrolla en su mayoría en una estación espacial; la mayor divergencia con la novela es el hecho de que el protagonista (Kelvin) nunca llega a viajar a la superficie de Solaris.

LA INFANCIA DE IVÁN: La película narra la historia de un niño huérfano, Iván (Nikolái Burliáyev), y de su infancia durante la Segunda Guerra Mundial. Su familia ha muerto a manos de soldados alemanes. Él logra escapar y es adoptado por una unidad del Ejército Rojo en el frente oriental. En una forma de venganza, el pequeño Iván se decide a colaborar con las tropas soviéticas, y, gracias a su pequeña estatura, realiza con éxito labores de exploración que requieren que cruce las líneas enemigas varias veces.

NOSTALGIA: Es una de las películas más "personales" de Andréi Tarkovski, ya que es el primer film hecho por el artista fuera de la Unión Soviética, aquí se evidencian las peripecias y angustias del director, quien tuvo que abandonar su país a causa de la persecución y maltrato a su obra por parte de las autoridades. Tarkovski termina por vivir sólo de los recuerdos de su patria.

La historia cuenta que un poeta ruso, conocido como Andréi Gorchakov decide viajar a Italia para acercarse y descubrir detalles de la vida de un compositor ruso del siglo XVIII, quien después de su regreso a Rusia se suicida. Andréi viaja en compañía de una traductora, ambos se hospedan en un hotel de Bagno Vignoni (Toscana), donde conocen un loco llamado Domenico, un ermitaño, una especie de santo y profeta, que le pedirá un simple gesto de fe.

EL ESPEJO: Un hombre, Alekséi, al que no se le destapa su rostro de adulto en todo el film, únicamente se puede descifrar su torso encima de una camilla al final del mismo, habla con su esposa sobre su situación actual y los motivos por los que se han distanciado. En este sentido la película es una evocación continua de recuerdos y sentimientos que viajan en diferentes tiempos sin orden aparente: la relación con su madre, su infancia,...que se mezclan con material fílmico de noticiario sobre la Guerra civil española, la Segunda guerra mundial y el enfrentamiento entre la URSS y China por la isla Damanski. En la película suenan poemas escritos y recitados por Arseni Tarkovski, padre del director. Retrata un pasado que es el suyo, pero también el de un país y el del acontecer mundial.

Andréi Tarkovski (4 de Abril de 1932 – 29 de Diciembre de 1986)

Fue un director de cine, actor y escritor soviético. Es considerado uno de los más importantes e influyentes autores del cine ruso en tiempos de la Unión Soviética y uno de los más grandes de la historia del cine.

A pesar de haber realizado únicamente siete largometrajes a lo largo de veinticinco años de carrera, Andréi Tarkovski es en la actualidad uno de los máximos representantes del cine ruso, cuyas películas son intensamente íntimas, ocasionalmente controvertidas, siempre hermosas en cada fotograma; y es por eso por lo que es considerado como un poeta del cine. Él se mostraba interesado en el hombre y su búsqueda de respuestas de la vida misma, la decadencia de la verdadera espiritualidad en la sociedad moderna y la incapacidad de la humanidad para responder adecuadamente a las demandas de la tecnología, que domina cada vez más todo el espectro de la vida humana.

Interesado en ir más allá del lenguaje cinematográfico, Tarkovski exploró nuevas formas de narrativa cinematográfica, que influyeron en la nueva generación de cineastas, y desarrolló una interesante teoría cinematográfica, a la que llamó «Esculpir en el tiempo».

Ven a nuestras instalaciones a partir de las 6:00pm y podrás disfrutar de una alternativa distinta disfrutando de películas de variada temática…”Cine y buen Ambiente”.

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Noticias Ambientales

Aliados

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram