Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

Isla La Tortuga
historia

La Isla La Tortuga fue descubierta hace 5 siglos durante el viaje que realizo al Nuevo Mundo en el año 1.499, Alonso de Ojeda en asociación con el navegante Américo Vespucio y cartógrafo Juan de la Cosa, y debe su nombre a la gran cantidad de tortugas marinas que observaron estos conquistadores.

La primera mención que se conoce sobre la Isla La Tortuga, se encuentra en la “Relación de las Provincias y Naciones de los indios Araucas, hecha por Rodrigo Navarrete y Memoria de Antonio Barbudo sobre los Territorios Costaneros”, escrita entre 1.570 y 1.575, donde menciona que: “es estéril, desaprovechada, toda arenales y no hay en ella habitación alguna”. Posteriormente, en el año 1.578, es mencionada por el Gobernador Don Juan de Pimentel, en su “Relación Geográfica de Nuestra Señora de Caraballeda y Santiago de León”, en la cual señala las extracciones de sal.

En el año 1.605, los holandeses se establecieron en la zona oriental de la Isla y construyeron estructuras para la explotación de la sal, luego de que fueran expulsados por los españoles de las salinas de Araya. Se mantuvieron allí hasta principios del 1.631, cuando fueron expulsados por orden del Gobernador Don Francisco Núñez Meleán.

En 1.840, Agustín Codazzi describe la isla y menciona que era muy frecuentada por mercaderes de sal en los meses de mayo y agosto. A finales del siglo pasado, Adolfo Ernst estudió la flora de la isla y publicó la información bajo el titulo “la vegetación de la Isla de La Tortuga“. En los años 1.939 y 1.944, William Phelps realizó sendas expediciones para estudiar la fauna ornitológica de la isla.

En 1.945, la Sociedad de Ciencias Naturales La Salle, organizó una expedición que exploró el tercio occidental de la isla, en la cual participaron varios miembros de la sociedad y recolectaron abundante material.

En el año 1.974, la Comisión Ministerial para el Estudio del Desarrollo del Caribe Venezolano, incluye a la Isla La Tortuga en el Decreto N° 1.675 y la declara “Zona de Interés Turístico”.

Durante los años 1990, 1992 y 1996, el equipo de arqueólogos Antczak (USB), realiza prospecciones parciales en la isla, interpretando al sector denominado Los Cumaneses, como un campamento temporal prehispánico de los grupos humanos portadores de la cerámica Saladoide, resultando ser uno de los sitios arqueológicos más antiguos en toda la costa venezolana (200 DC).

A finales del año 2002, un grupo de profesionales e investigadores, quienes posteriormente forman la Fundación La Tortuga, inician sus viajes de investigación a la isla y comparten la información con científicos de la Universidad de Oriente y del Instituto Oceanográfico de Venezuela, lo que origina alianzas estratégicas entre estas instituciones y se elaboran los cronogramas de investigación, destinados a realizar la Caracterización Biológica y Oceanográfica de esta Dependencia Federal.

El 15 de Septiembre del año 2003, el Ministerio de la Producción y el Comercio de Venezuela, presenta un proyecto de Decreto para el desarrollo turístico de la Isla La Tortuga. Para Enero de 2005, sale el Decreto 3.448 “Plan de Ordenamiento y Reglamento de uso de las Zonas de Utilidad Pública y de Interés Turístico, Dependencias Federales: Isla La Tortuga, Islas Los tortuguillos, Cayo Herradura y Los Palanquines”.

El 17 de febrero de 2005, Alberto Boscari, Chelo Nogueira y Juan Pedro Ruiz, formalizan la inscripción de la Fundación La Tortuga ante el Registro Inmobiliario del Municipio Turístico Diego Bautista Urbaneja del Estado Anzoátegui, como Institución venezolana, no gubernamental, sin fines de lucro, dedicada a la investigación científica y conservación de los ambientes marino-costeros, mediante la preservación de la riqueza biológica y la promoción del desarrollo sustentable, teniendo como principal objetivo la protección de la Isla La Tortuga.

El 23 de abril de 2005, Fundación La Tortuga realiza la 1ra Jornada de Saneamiento en la Isla, con el apoyo y participación de más de 100 voluntarios, quienes aprovecharon la celebración del Día de la Tierra. El nutrido equipo, logro recolectar más de dos toneladas de materiales contaminantes en las playas del sector oriental, los cuales fueron seleccionados y transportados hasta tierra firme.

El 4 de mayo de 2005, se publica en la Gaceta Oficial de Venezuela Nro. 38.179, el decreto 3.448, referente al Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso de la Isla La Tortuga.

El 12 de Junio de 2005, se realizan las primeras investigaciones científicas conjuntas, dentro del convenio de cooperación entre la Fundación La Tortuga, el Instituto Oceanográfico de Venezuela y la Universidad de Oriente. En septiembre de 2005, la Fundación La Tortuga mediante oficio, solicita audiencia al Vice-Ministerio de Desarrollo de Productos Turísticos, Organismo encargado de ejecutar el plan de desarrollo de la Isla La Tortuga, con el fin de aportar la sólida base técnico-científica que posee, en beneficio del éxito y viabilidad del proyecto planteado, así cómo de la conservación y equilibrio de importantes ambientes naturales y de ecosistemas de importancia estratégica para la Nación.

El 16 de marzo de 2006, la Fundación La Tortuga presenta ante el Estado Mayor General de la Armada, sus trabajos de investigación científica en la isla y los resultados preliminares.

En febrero de 2007, representantes de la Fundación La Tortuga y científicos de diversas instituciones e integrantes de Almas Red Manglar Venezolana, se reúnen en la sede del Centro de Estudios Ambientales de la Universidad Central de Venezuela, para la creación de un equipo de expertos y elaborar la propuesta de modificación al Proyecto de Desarrollo Turístico de la Isla La Tortuga, que se le presentará al Ejecutivo Nacional. Paralelamente, se detectan intervenciones con maquinaria pesada en la Isla, por lo que la Fundación La Tortuga entrega oficio e informes técnico-científicos al Presidente de la Republica, al Ministerio del Ambiente y demás organismos e Instituciones del Estado, solicitando la paralización y evaluación apropiada de estas obras.

Para el 15 de marzo de 2007, las obras son paralizadas por el Ministerio del Ambiente, hasta tanto le sean presentados los permisos ambientales correspondientes. El día 27 del mismo mes, directivos de la Fundación La Tortuga, acompañados por representantes de Almas Red Manglar Venezolana y de la Sociedad Naturista FORJA, ejercen el derecho de palabra en la Sub-Comisión de Diversidad Biológica de la Asamblea Nacional, donde presentan las consecuencias de la intervención realizada y sus recomendaciones para la creación de una figura jurídica protectora de las zonas más vulnerables de la Isla.

El 24 de Abril de 2007, luego de varias reuniones y de haber evaluado conceptualmente el proyecto, el Ministerio del Poder Popular para el Turismo, integra a dos miembros de la Fundación La Tortuga en la Comisión Técnica Ad Hoc, que evaluará y si es necesario, redimensionará el proyecto de desarrollo turístico planteado para la isla. El día 28, el equipo de la Fundación La Tortuga, junto a una Comisión de la Asamblea Nacional, se traslada a la Isla La Tortuga, con el fin de realizar una inspección ocular y elaborar un informe técnico sobre la intervención detectada.

El 20 de junio de 2007, fueron retiradas de la Isla todas las maquinarias que estaban presentes. Sin embargo, la Fundación La Tortuga desconoce si el Ejecutivo Nacional tiene intenciones de continuar con el proyecto, ya que hasta la fecha de este artículo, 17 de noviembre de 2007, no han sido convocados a participar en la Mesa Técnica de Evaluación de ese proyecto turístico.

Entre julio de 2003 y agosto de 2010, Fundación La Tortuga realizó más de 50 expediciones científicas a la isla, en las que participaron científicos y técnicos, tanto de la Fundación, como del Instituto Oceanográfico de Venezuela, de la Universidad de Oriente y del Grupo de Trabajo en Tortugas Marinas del Estado Nueva Esparta, quienes forman un equipo multidisciplinario de especialistas, entre los que podemos destacar a: Juan Pedro Ruiz (Biología Marina); Andrés Osorio (Oceanografía); Alfredo Morales (Impacto Ambiental); Rafael Díaz (Fitoplancton); Iván Ramírez y María Elena Amaro (Esponjas Marinas); Jorge Barrios (Algas Marinas), José Véliz y Víctor Franco (Botánica), Gedio Marín y Yalicia Carvajal (Ornitología); Alberto Boscari, Chelo Nogueira y Manuel Mora (Conservación Ambiental); Alfredo Allais (Fotografía y Documentación), Jorge García y Fernando Maldonado (Logística Marina); Nieves Aguado (Parasitología); Pedro Vernet y Ángela Arias (Tortugas Marinas); Jeny Reyes (Erizos), entre otros. Así cómo diversos tesistas: Yalicia Carvajal (UDO); Sara Mohamed (USM); Lorelys Valerio (IOV); Gerardo Osorio (UDO); Michael Rodríguez (IOV).

 

Referencias:
Geology of La Tortuga-Venezuela, Las Dependencias Federales, Las Maravillosas Islas Venezolanas, Museo Geológico Virtual, Código Geológico de Venezuela, Venezuela and illustrated piety, The Hispanic American Historical Review, Las Primeras Familias de Caracas, Los Ídolos de las Islas Prometidas, Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, Archivo de la Fundación La Tortuga. www.americas-fr.com, www.wikipedia.org, www.cantv.net, www.venezuelatuya.com, www.mintur.gob.ve, www.larutadelsol.com, www.amazonair.com, www.fundacionlatortuga.org

Adopta una Tortuga

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram