Somos parte de la naturaleza, no sus dueños!

 

El caparazón de las tortugas consta de dos partes: una dorsal llamada comúnmente “caparazón” y una ventral llamada “plastrón”. Es una concha ósea cubierta con grandes estructuras ­ como escamas­ llamadas escudos. El espaldar o caparazón está conectado con la parte ventral o plastrón por medio de placas duras de concha conocidas como puentes laterales.

Las tortugas son animales cuya actividad metabólica depende de la temperatura externa o ambiental, de manera que cualquier cambio térmico que se dé en el medio donde se encuentren, repercutirá en factores tan importantes como la actividad reproductiva, alimentaria, digestión, estado inmunitario, capacidad de capturar presas y aprehensión de alimentos. Se destaca su extraordinaria longevidad, resistencia a mutilaciones y heridas graves y a la capacidad de ayuno.

Como mencionamos anteriormente, las extremidades se han transformado en aletas: dos anteriores y dos posteriores. Las anteriores participan en la propulsión al nadar. A los machos les permiten abrazar a las hembras durante la cópula y a éstas para desplazarse en la arena al realizar las puestas. Las posteriores son un timón y participan en la excavación de un agujero en la arena para depositar los huevos y posterior cubrimiento del nido con arena.

Presentan en la primera caja craneana unas glándulas que excretan el cloruro de sodio (sal) en una concentración dos veces mayor de la que tiene el agua de mar, pareciendo que lloran. Tienen grandes ojos adaptados a la visión marina. Los pulmones se sitúan adosados a la pared dorsal interna del caparazón y además de participar en la respiración, actúan como órganos que regulan la flotabilidad.

En el mundo existen 8 especies de tortugas marinas que están distribuidas en dos familias: la Cheloniidae (que son las de caparazón óseo) y la Dermochelyidae, que incluye a la única especie con caparazón similar al cuero.

Podemos esquematizar de la siguiente manera, las especies que encontramos en cada una de las dos familias:

*Dermochelyidae:

· Cardón o Laúd (Dermochelys coriácea)

*Cheloniidae:

· Cabezón, Caguama o Boba (Caretta caretta)

· Carey (Eretmochelys imbricata)

· Verde (Chelonia mydas)

· Lora, Maní o Guaraguá (Lepidochelys olivácea)

· Golfina (Lepidochelys kempii)

· Australiana o Kikila (Chelonia depressa)

· Negra, Torita o Prieta (Chelonia mydas agassizii)

Las tortugas cardón, cabezón, carey y verde las encontramos en Venezuela cuando vienen a anidar y la tortuga Maní sólo viene a alimentarse. Existe poca información sobre las rutas de migración a excepción de los datos de las tortugas marcadas en el Refugio de Fauna Silvestre en Isla de Aves y en el Parque Nacional Archipiélago Los Roques. Pero en base a la recaptura en Isla de Aves, se ha determinado que habitan en diferentes regiones del Caribe y del Océano Atlántico. Las recapturas más lejanas corresponden a las costas de México, Nicaragua y Brasil.

las tortugas marinas

DESCRIBAMOS A LAS ESPECIES QUE VIENEN A VENEZUELA…

CARDÓN o Laúd (Dermochelys coriácea)

Es la más grande de todas. Su principal característica es que carece de placas córneas y en su lugar tiene un caparazón liso, ligeramente flexible y cubierto de piel con manchitas blancas dispersas, aguzado en la parte posterior y con una longitud de hasta 165 cm. En el dorso presenta 7 quillas longitudinales.

Posee un pico córneo, filoso, delgado y débil con dos cúspides en la parte frontal superior y una en la parte inferior lo cual le da una apariencia de W vista de frente. La cabeza y extremidades están desnudas, carecen de placas óseas. Las extremidades son fuertes, desprovistas de uñas y las frontales son casi tan largas como el largo de su cuerpo.

Pueden llegar a pesar hasta 500 kg, alimentándose exclusivamente de medusas o aguamalas y calamares. Alcanza la madurez sexual a los 30 años. Las hembras suelen salir en horas crepusculares, desplazándose en la arena moviendo las 4 aletas a la vez. Para anidar prefieren playas largas y libres de rocas y lo hacen hasta 6 veces por temporada con intervalos de 9 a 10 días entre una y otra puesta.

Suele poner hasta 90 huevos por nido en huecos que varían de 65 cm a 1m de profundidad. Las crías suelen salir al anochecer y van directamente al mar. Es una especie en peligro crítico de extinción.

Los principales depredadores de huevos son los zorros, perros, cangrejos, hormigas y larvas de mosca. De las crías, los zorrillos, perros, cangrejos, aves y peces. De los adultos, los tiburones y orcas, aunque en algunas regiones es capturada por el hombre por su carne. Muchas veces muere al ingerir bolsas plásticas que confunde con aguamalas.

Galería de Imágenes

Galería de Vídeos

Tutoriales

Visítenos en:

facebooktwittergoogle pluspicasainstagram